¿En qué consiste el trabajo de los controladores aéreos?

Los controladores aéreos dan instrucciones, asistencia e información por radio a los pilotos para mantener el tráfico aéreo seguro, ordenado y fluido. De una manera sencilla, diríamos que indican a las aeronaves que suban, bajen, giren a la derecha o a la izquierda y/o que aceleren o desaceleren. Vigilan el progreso de los aviones con los que hablan utilizando el radar.

Aunque la mayoría de las aeronaves operan en horarios predeterminados, no vuelan exactamente a la misma hora cada día, ni de la misma manera. Los controladores aéreos han de gestionar con rapidez los escenarios que se generan a cada instante, situaciones inesperadas tales como el mal tiempo, el tráfico no planificado así como situaciones de emergencia.

Hay tres grandes categorías de controladores: de área o ruta, de aproximación, y de torre. Los controladores de área gestionan el tráfico nivelado que vuela a gran altura por las principales aerovías provenientes de Europa, América y África con destino a aeropuertos en España o en el extranjero. Las aeronaves aproximándose a los aeropuertos son transferidas a los controladores de aproximación, que se encargan de situar a los aviones en orden de llegada, y de permitir al mismo tiempo los despegues y su ascenso inicial. Los controladores de torre asumen el tráfico cuando éste se encuentra a unas 10 ó 15 millas de aterrizar, y además se encargan de controlar su movimiento en tierra y el de todos los vehículos y personas que se mueven por las pistas.

Posted in: La Profesión de Controlador Aéreo