Aprocta consigue que Youtube retire de su plataforma comunicaciones entre controladores y pilotos

La Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo recuerda que Aena es la única que puede disponer estos ficheros protegidos por la Ley de Protección de Datos.

La Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo (Aprocta) ha conseguido que la plataforma Youtube retire de su web comunicaciones entre pilotos y controladores. La reproducción de estas comunicaciones, que no están dirigidas al público, según la normativa de comunicaciones aeronáuticas, tienen como fin “exclusivamente técnico la mejora de la seguridad aérea y no es legal la distribución de estas grabaciones fuera del ámbito de la investigación”, ya que provocan “una merma de confianza de los pilotos y controladores que son grabados en sus trabajos”.

Aunque estas comunicaciones se radian en abierto en lo que se conoce como “banda aérea” del espectro radiofónico, la Ley General de las Telecomunicaciones especifica que no se permite “la interceptación, sin autorización, de telecomunicaciones no destinadas al público en general”, así como “la divulgación del contenido, o de la simple existencia, de mensajes no destinados al público en general emitidos o recibidos a través de servicios de telecomunicaciones, a los que se acceda mediante la interceptación voluntaria o involuntaria, su publicación o cualquier otro uso de ellos sin la debida autorización”.

Además, este tipo de archivos de voz están protegidos por la Ley Orgánica de Protección de Datos, y conforme a la Agencia Estatal de Protección de Datos, solo Aena (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) está autorizada a grabar y archivar este tipo de comunicaciones, no pudiendo existir archivos en poder de otras empresas o particulares.

Por último, la normativa aeronáutica nacional y europea regulan estrictamente el uso que de estos archivos se puede hacer, siendo únicamente “aquel relativo a una investigación por parte de los organismos vinculados a la seguridad aérea,  no pudiendo difundir ninguno de los datos, grabaciones o comunicaciones”.

Después de las consultas técnicas y jurídicas oportunas, Aprocta y sus Servicios Jurídicos se pusieron en contacto con la plataforma Youtube para solicitarle la retirada de grabaciones entre pilotos y controladores por estar protegidas tanto por la Ley de las Telecomunicaciones, como por la Ley de la Seguridad Aérea. En el mismo escrito, los Servicios Jurídicos de Aprocta expusieron a Youtube que “esas grabaciones están amparadas en la Ley Orgánica de Protección de Datos” y su difusión “constituye un tratamiento de datos ilegítimo que no cuenta con la autorización administrativa previa”.

Tras examinar la petición realizada por Aprocta, Youtube comunicó su decisión de bloquear el acceso a dichas grabaciones.

Por su parte, Aprocta valora positivamente la medida que, según la Asociación, “dificulta que eventos desgraciados, como las conversaciones entre pilotos y controladores en el accidente de Spanair, se difundan creando indefensión a los colectivos profesionales y provocando un juicio paralelo”.