Aprocta reclama a AENA que reactive dispositivos de Tenerife Norte para evitar retrasos por niebla

La Asociación de Controladores de Tránsito Aéreo dice que se han invertido millones de euros en equipos que no están operativos y reducirían demoras por baja visibilidad.

La Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo (Aprocta) reclama al ente público Aeropuertos Españoles, adscrito a Aena, que reactive los dispositivos con los que cuenta el aeropuerto Tenerife Norte para evitar que se produzcan retrasos y desvíos en las operaciones aéreas por la niebla, tal y como volvió a suceder durante la jornada de ayer, jueves, 13 de junio.

Aprocta recuerda a Aena, que depende del Ministerio de Fomento, que Tenerife Norte dispone de ayudas y elementos que mitigarían el efecto que provoca la niebla en las operaciones aéreas pero ninguna está operativa. Se trata de:

-Barras de parada: Actúan como semáforos. Son activadas desde la torre de control y permiten controlar el movimiento de aeronaves por la pista y calles de rodaje. Es un dispositivo fundamental para evitar problemas por incursiones de aeronaves en pista.

-Radar de superficie: Vigila los movimientos de aviones y vehículos que transitan por las pistas, calles de rodadura y plataforma. Es fundamental en situaciones en las que la visibilidad es mínima o nula.

-Multilateración: Sistema de vigilancia similar al GPS. Permite detectar la posición de vehículos y aviones que transitan por el aeropuerto.

“La consecuencia directa de tener todos estos sistemas fuera de servicio es que si hay niebla solo se puede mover un avión a la vez por lo que se producen retrasos muy importantes en las operaciones aéreas”, expone Aprocta, que recuerda que el aeropuerto

Tenerife-Norte registró en 2012 un movimiento de más de tres millones de pasajeros y durante el primer trimestre de este año fue el que obtuvo el mayor incremento porcentual en número de pasajeros internacionales, con un 58% más con respecto al mismo periodo de 2012, que ha supuesto 6.286 viajeros.

Según Aprocta, “se han invertido millones de euros en equipos que no funcionan y que permitirán una gestión más adecuada del tráfico aéreo, reduciendo demoras en jornadas con niebla”.