Los controladores colaboran en el primer vuelo europeo del avión no tripulado Atlante

El pasado 25 de septiembre tuvo lugar en el aeropuerto de Almería el primer vuelo en Europa, desde un aeropuerto civil, del avión no tripulado (UAV) Atlante (Avión Táctico de Largo Alcance No tripulado Español). La operación contó con la colaboración de los controladores aéreos del aeropuerto andaluz.

El Atlante cuenta con un transpondedor que responde en modo 3/C, y durante todo el ejercicio se mantuvo en contacto con la torre de control de Almería. El ejercicio desarrollado consistió en un despegue autónomo por la pista 07 y, tras un vuelo autónomo de unos diez minutos, regreso a la pista 25. El ejercicio fue seguido en todo momento por una avioneta Cessna 172, que despegó con anterioridad.

La empresa responsable, Cassidian, mantuvo dos reuniones previas con el personal de la torre para tratar los aspectos logísticos de la operación, y ofrecieron un briefing el día anterior a los controladores de servicio el día de la operación. Para la realización del vuelo, fue necesaria una segregación del espacio aéreo manteniendo una zona prohibida para cualquier tipo de vuelo durante la duración del ejercicio.

Desde el momento en que se tuvo conocimiento del ejercicio, la vocalía Técnica de Aprocta requirió por escrito información a la División de Seguridad Operacional de AENA, en cuanto a la instalación de equipamientos especiales, la activación de una zona de espacio aéreo segregado y los procedimientos a seguir en caso de una emergencia durante el ejercicio. En la misma misiva, la asociación se puso a disposición de AENA y a la del programa Atlante para garantizar un entorno aeronáutico con las máximas garantías de seguridad.

El Atlante es un avión no tripulado, de ala fija, alta y trapezoidal, con tren no retráctil de tipo triciclo, con unas dimensiones de 5.5m de largo, 2m de altura y 8 de envergadura. Su MTOW es de 520 Kg. Dispone de un sistema de recuperación de emergencia mediante un paracaídas, desplegable autónomamente o mediante comando directo desde la GCS. El control del Atlante es automático, ya que el plan de vuelo de la misión se carga y el A/V lo sigue autónomamente, aunque se podrían efectuar cambios de la ruta planificada en caso de ser necesario.