La AESA se toma dos años para evaluar una denuncia de Aprocta

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) se ha tomado prácticamente dos años para evaluar y contestar la denuncia formulada por la Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo (Aprocta) contra los procedimientos de baja visibilidad de la torre de Palma de Mallorca.

La denuncia fue presentada el 4 de febrero de 2011 y un año y medio después, ante la falta de contestación por parte de la AESA, la Junta de Gobierno de Aprocta optó por llevar la cuestión a los tribunales. Ha sido tras esta acción cuando la AESA ha decidido actuar.

El pasado 11 de enero de 2013, mediante un escrito remitido a Aprocta, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea notificó que se iniciaron “actuaciones previas” para investigar la denuncia de Aprocta y que, a día de hoy, consideran que “no existen motivos para iniciar procedimiento sancionador”.

Casi dos años más tarde de que se formulara la denuncia y después de que el asunto fuera llevado ante la justicia ordinaria, la AESA se ha dignado a responder a Aprocta y todo ello para afirmar que procede a cerrar unas actuaciones previas de las que nadie tenía constancia.