Las recomendaciones de seguridad no servirán para determinar responsabilidad ni culpa

La Comisión Europea, en su Decisión del pasado 5 de diciembre, abrió las puertas de la base de datos europea de recomendaciones de seguridad sobre investigación y prevención de accidentes e incidentes de la aviación civil, que se “pondrán a disposición del público a través de una página web”.

Uno de los aspectos más destacados del texto tiene que ver con el uso de la información de esta base de datos. En concordancia con la Just Culture, la Decisión especifica que “las recomendaciones de seguridad y sus respuestas no deberán servir para determinar responsabilidad ni culpa”.

Respecto a las respuestas a las recomendaciones de seguridad, el acceso “se limitará a los destinatarios de las recomendaciones de seguridad”, quienes podrán solicitar este acceso a través de una solicitud a la Comisión Europea, que “evaluará la solicitud y decidirá en cada caso si está justificada y es viable”.

Para leer el texto íntegro de la Decisión de la Comisión, haga click aquí.