Los controladores muestran su rechazo e indignación por la filtración de las grabaciones en cabina de los pilotos del avión de Spanair accidentado en agosto de 2008

La Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo (Aprocta) quiere mostrar su rechazo e indignación por la divulgación a través de medios de comunicación de las conversaciones en cabina de los pilotos del avión de Spanair accidentado el 20 de agosto de 2008 en el Aeropuerto de Madrid-Barajas. Los controladores solicitan a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), a la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC),  y al Juzgado que investigue esta filtración debido a que, según la normativa de comunicación aeronáuticas, no es legal su distribución fuera del ámbito de la investigación correspondiente.

Aprocta lamenta que durante las últimas semanas este tipo de filtraciones se esté generalizando, como sucedió con la divulgación pública de conversaciones entre controladores y pilotos de tres vuelos que declararon emergencia en el aeropuerto de Valencia, así como la difusión de consideraciones provisionales de un controlador de Barcelona respecto a un incidente, cuando aún está en fase de investigación. Este tipo de situaciones provoca una merma de confianza de pilotos y controladores que son grabados en sus trabajos pero con fines exclusivamente técnicos y de mejora de la seguridad aérea.

Los controladores muestran su apoyo a los familiares de las víctimas del accidente de Spanair.