Sentencia favorable a Aprocta en la reclamación por el reconocimiento del nivel 6 de competencia lingüística

La Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo (Aprocta) ha dado un importante paso adelante en la batalla que lleva librando con la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), desde el año 2011, en la defensa de las licencias de los asociados con respecto a la anotación de inglés.

Aunque la Aesa entró en razón después de que, en 2012, Aprocta iniciara acciones jurídicas (más de veinte recursos de alzada), quedaron dos asuntos pendientes que la asociación tuvo que llevar al juzgado: uno era el no reconocer el Grade 12 del Trinity College London como nivel C2 y, por lo tanto, con derecho a anotación 6; y el otro, más importante en opinión de Aprocta, la interpretación del apartado 2 del artículo 7 de la Orden FOM/896/2010, que especifica lo siguiente:

“2. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea aceptará como acreditación del nivel de competencia lingüística los certificados expedidos por los centros evaluadores autorizados de otros Estados en los que se apliquen los requisitos conjuntos de aviación para la tripulación de vuelo (JAR FCL).

También aceptará los certificados emitidos a controladores de tránsito aéreo, cuando éstos sean expedidos en un Estado miembro de la Unión Europea, siempre y cuando los centros hayan sido autorizados por las autoridades de estos Estados para realizar la evaluación de la competencia lingüística.”

Desde Aprocta, el “También aceptará…” se interpretó así: en España, un controlador podrá presentar tanto un examen específico para controladores como cualquier otro que cumpla los requisitos  JAR FCL (es decir, uno hecho para pilotos), siempre que el centro evaluador esté reconocido por el Estado miembro.

Finalmente y en ambos casos, el Abogado del Estado ha dado la razón a Aprocta, que recibió el pasado 12 de marzo la primera sentencia favorable en el asunto del Trinity College London. Aprocta sigue a la espera de la segunda sentencia, que sin duda será favorable a los intereses de la asociación, ya que, como se ha mencionado, la otra parte ha reconocido ante el juez las pretensiones de Aprocta.

[Asociados] Noticia completa, disponible en la intranet.