Aprocta expone su visión sobre las decisiones de AENA en Asturias

Los planes de AENA de desplazar el umbral de la pista 29 del aeropuerto de Asturias para su certificación de acuerdo al Real Decreto 862/2009 y los planes del gestor de retirar los dos NDB han llevado recientemente al aeropuerto a ser un asunto de portada para los medios de comunicación locales. En este contexto, la Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo, a través de su coordinadora local en Asturias, Celia Pulgar, explicó su visión sobre ambas decisiones.

En el caso del desplazamiento del umbral, que supondrá un recorte en la longitud de la pista, Aprocta recordó que, “como asociación profesional” no le corresponde “aprobar o no una decisión que compete únicamente a AENA”, si bien subrayó que los controladores aéreos “seguirán dando su servicio con las mismas garantías, sea cual sea la longitud de la pista disponible”. Celia Pulgar subrayó que la seguridad del aeropuerto “está garantizada” y que los profesionales del control aéreo “continuarán trabajando para asegurar una gestión del tráfico aéreo fluida, ordenada y, sobre todo, segura”.

Aprocta hizo especial hincapié en la retirada de los dos NDB (AV y AST) que planea AENA. “Sin esas radioayudas, el aeropuerto será un coche sin rueda de repuesto”, afirmó Celia Pulgar. “Sin los NDB, la única radioayuda que podrán utilizar los pilotos para aproximarse al aeropuerto es el VOR. Así que, en el caso de que el VOR falle (por avería o, sencillamente, por mantenimiento) los pilotos no tendrán ninguna forma de aproximarse si las condiciones meteorológicas no son buenas, algo que es habitual en este aeropuerto”, analizó la coordinadora local de Aprocta en Asturias.

En el caso de las radioayudas, “no deseamos que, si se dan las circunstancias y los aviones no pueden llegar al aeropuerto, se achaquen los problemas al control de tránsito aéreo”, aseveró Celia Pulgar. “Los controladores aéreos trabajaremos con los medios de que dispongamos. Si se da esa situación, no podremos inventarnos los procedimientos para que lleguen los aviones hasta aquí”, añadió.

La coordinadora local de Aprocta en Asturias insistió en que “la plantilla de controladores aéreos que trabaja en la torre de aeropuerto, todos asturianos, está comprometida con el futuro de estas instalaciones y con los ciudadanos de Asturias”.


[Información adicional]