Juan José Hidalgo, presidente de Globalia: El segador que a los 12 años era su propio jefe

El imponente cuadro de unos segadores en el campo no está colgado en su despacho por azar. Juan José Hidalgo (Villanueva del Conde, Salamanca, 1941) dejó la escuela a los 12 años para empezar a trabajar. “Araba las viñas, podaba las parras, segaba paja…”, recuerda el presidente de Globalia. Eso sí, a los 12 años ya era su propio jefe: “Compraba pieles, las curtía y cuando juntaba un paquete, las vendía a un mayorista. El dinero que conseguía lo reinvertía”.

Y es que si se sacara en papel el curriculum de Juan José Hidalgo, habría que talar algún que otro árbol. Desde niño ayudó a sus padres en la panadería y en el bar familiar, donde le sacaba alguna peseta al afortunado de una partida de cartas. E incluso tocaba la batería en el salón de baile.

Lea el perfil completo en Expansión.