La aerolínea accidentada, Switfair, estaba siendo investigada por Fomento desde 2012

La CIAIAC (Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil) ya tiró de las orejas a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), organismo dependiente del Ministerio de Fomento, tras un aterrizaje forzoso de un avión de Swiftair en Afganistán del mismo modelo que el siniestrado ayer al Norte de Mali. Tras un accidente hace dos años sin víctimas de un avión similar en Afganistán. Tras el incidente, que no registró heridos de consideración pero que estuvo a punto de ser una grave tragedia, la Comisión recomendó a la Aesa que “se asegure que las tripulaciones de Swiftair no realizan maniobras no autorizadas (y por tanto, no permitidas)”, según recoge el informe al que ha tenido acceso elEconomista.

Lea la noticia en El Economista.